COMO AFECTA LA PLUVALIA A LAS VENTAS? EN ACTUALIDAD

COMO AFECTA LA PLUVALIA A LAS VENTAS? EN ACTUALIDAD

Según la Real Academia de la Lengua Española la plusvalía es el incremento del valor de un bien por causas extrínsecas a él.

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), también llamado Plusvalía, es un impuesto potestativo local, es decir, no es obligatoria su exigencia para los municipios – al contrario que el IBI –. Por tanto, puede existir la posibilidad de que nuestro Ayuntamiento no lo exija.

Se regula en el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (en adelante TRLRHL), aunque ya se previa en la anterior Ley de Haciendas Locales. Tiene su sentido en relación con el artículo 47 de la Constitución Española de 1978, que establece que “la comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”. Aunque los expertos entienden que su configuración actual difiere del contenido que se le atribuyó en la primera Ley de Haciendas Locales de 1988. Pero de aquí no deriva ninguna inconstitucionalidad.

Según el TRLRHL, el IIVTNU o Plusvalía, grava el incremento de valor que experimenten los terrenos de naturaleza urbana y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos (herencia, legado, donación, compraventa).

Por tanto, no se gravan los terrenos rústicos. Además, existen determinadas exenciones, como en el caso de dación en pago.

¿Quién está obligado a pagar la Plusvalía? O dicho de otro modo: ¿quiénes son los sujetos pasivos en el IIVTNU?

Está previsto en la propia norma, según la cual y de forma simplificada, son sujetos pasivos:

En el caso de regalo o donación, el sujeto pasivo es la persona que realiza dicha donación.

En el caso de compraventa, la parte vendedora, excepto en el caso de que sean personas físicas o residentes en España.

Entonces, ¿qué sentido tiene este impuesto? Pues el ciudadano medio se preguntará ¿por qué tengo que pagar también otro impuesto a parte del correspondiente a las Sucesiones y Donaciones?

El sentido de este impuesto es el siguiente, pongamos por caso que compré una casa en 1990 por 70.000 euros, y en 2002 la vendí en 130.000. han pasado 12 años y por el aumento del precio en el merado inmobiliario, he conseguido un aumento de valor considerable, concretamente de 60.000 euros. Aunque el caso es extremo, ciertamente el valor del terreno urbano experimenta grandes incrementos, ya que es mucho más escaso que el terreno rústico, por su demanda. Pensemos en la España vaciada, toda la gente que no vive en estos pueblos emigra a la ciudad, ello crea una gran demanda que implica un crecimiento constante de precios.

A través de este impuesto se busca recortar la especulación con un bien tan imprescindible para la vida humana como la vivienda, revertiendo parte del beneficio de la especulación en los poderes públicos, cuyo fin último es prestar servicios y asegurar una mínima calidad de vida a los ciudadanos

Podemos estar a favor o en contra de la plusvalía, pero después de esta lectura lo conocemos mejor.

 

Jaume V. G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar